Reemplazados por las máquinas | Vistazo

Reemplazados por las máquinas

Edición Impresa

Reemplazados por las máquinas

Audio

A mediados de junio, el gigante del comercio online Amazon anunció sus intenciones de comprar la cadena de supermercados Whole Foods. 
 
Por un trato de 13,7 billones de dólares, la firma fundada por el emprendedor estadounidense Jeff Bezos se adueñará de una tienda reconocida por vender productos considerados de gama premium. 
 
La revista Fortune reporta que Amazon planea reducir los precios sin afectar la calidad de los productos. Para lograrlo, especulan medios tecnológicos, esperan implementar la tecnología de automatización que está desarrollando bajo el nombre de Amazon Go, la cual permite a los compradores pagar por sus compras físicas a través de sus smartphones, sin pasar por una caja registradora ni ver siquiera a un cajero.  
 
La automatización de procesos ayudaría a reducir costos operativos.
 
Pese a que se trata de información no confirmada de manera oficial, los planes de Amazon sugieren el avance de uno de los futuros imaginados por la ciencia ficción: la idea de robots reemplazando a trabajadores humanos sigue haciéndose realidad.
 
En 2013, un estudio de la Universidad de Oxford advertía que casi la mitad de los puestos de trabajo disponibles en la actualidad en un país como Estados Unidos eran susceptibles a desaparecer debido a la automatización.
 
La investigación concluía que, de 702 categorías de trabajo examinadas, hasta el 47% podía ser realizadas por robots en los próximos 20 años.  
 
 
Por cada robot que ingresa a laborar más de un humano queda en riesgo de quedarse sin trabajo: el Buró Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos reveló este año que, entre 1990 y 2007, la adición de un solo robot a las industrias de manufactura significó la pérdida, en promedio, de 6,2 trabajos humanos.
 
Y son los millennials los que corren el mayor peligro de ser reemplazados por máquinas. Según un análisis publicado a principios de junio por la consultora Gallup, en comparación con generaciones pasadas, la generación nacida después de 1980, la primera en llegar a la adultez en el nuevo milenio, está en riesgo “desproporcionado” frente a la automatización de la fuerza laboral.
 
Cuatro de cada 10 millennials, estiman los datos de Gallup, están en “alto riesgo” de verse reemplazados por robots. Son los más susceptibles no solo por coincidir con un momento histórico de alto desarrollo tecnológico, sino porque las personas de esta generación muestran un “interés considerable” por ocupaciones que pueden ser automatizadas, opina Daniel Culbertson, economista de Indeed Hiring Lab. 
 
En el mercado laboral de la actualidad, los millennials ocupan “desproporcionadamente” posiciones que tienen fuertes posibilidades de ser ocupadas por nuevas tecnologías, sostiene el estudio de Gallup.  
 
Esas posiciones, según la investigación de Oxford de 2013, no tienen que ver exclusivamente con manufactura, como se tiende a pensar cuando se habla de automatización. Plazas de trabajo fuera del radar de la industria manufacturera también corren peligro: posiciones de agentes de telemarketing, declaradores de impuestos, analistas de créditos y vendedores son algunas de las más propensas a ser ocupadas por robots en el futuro, concluye el reporte. 
 
​Los trabajos que implican rutinas, en general, son los más susceptibles a los procesos de automatización, explica Culbertson. En consecuencia, si su rol en una empresa se caracteriza por realizar tareas repetitivas que siguen patrones y tomar decisiones a partir de ellas, ni un trabajador altamente calificado está a salvo de ser reemplazado por un robot.
 
La seguridad laboral, agrega el economista, está blindada en posiciones que requieren entendimiento de procesos menos predecibles, como los relativos al comportamiento humano: roles en la industria creativa, posiciones médicas y de administración.